top of page

ALIMENTACIÓN ANTIINFLAMATORIA


Una alimentación antiinflamatoria es un patrón de alimentación diseñado para reducir la inflamación en el cuerpo. Se centra un predominio de alimentos ricos en antioxidantes, grasas saludables, fibra y compuestos antiinflamatorios.


Vegetales de hojas verdes: Las verduras como la espinaca, la col rizada, la acelga y la lechuga ofrecen una amplia gama de antioxidantes y fitonutrientes que ayudan a combatir la inflamación.


Bayas: Frutas como las moras, las fresas, los arándanos y las frambuesas son ricas en antioxidantes que pueden reducir la inflamación y proteger contra enfermedades crónicas.


Grasas de calidad :

*Pescados grasos : existen muchos pescados con calidad de grasa antiinflamatoria,el atún y el salmón son buenos ejemplos, pero tienen el problema de estar probablemente contaminados por metales pesados como el mercurio,  pero  las sardinas y la caballa son ricos en ácidos grasos omega-3 y al ser pescados de menor tamaño no presentan grandes posibilidades de contaminación con metales y por lo tanto podrían incluirse sin inconvenientes como parte de  alimentos que  tienen propiedades antiinflamatorias. ( si son enlatados se sugiere adquirirlos en aceite y lavarlos adecuadamente para extraer su excedente ( ya que este aceite puede ser una  “ capa protectora” de metales que pueden proceder de la lata ).

*Frutos secos y semillas: Almendras, nueces, semillas de chía y semillas de lino son buenas fuentes de grasas saludables, fibra y antioxidantes que pueden ayudar a reducir la inflamación.

*Aceite de oliva virgen extra: Este aceite contiene un compuesto llamado oleocantal, que tiene propiedades antiinflamatorias similares a las del ibuprofeno.


Especias: Cúrcuma, jengibre, canela y pimienta negra son especias que pueden ayudar a reducir la inflamación y proporcionar otros beneficios para la salud.


Ajo: El ajo contiene compuestos azufrados que pueden ayudar a reducir la inflamación y proteger contra enfermedades crónicas.


Frutas y verduras de colores brillantes: Frutas y verduras como los tomates, las zanahorias, los pimientos y las naranjas son ricos en antioxidantes que pueden ayudar a reducir la inflamación.


Té verde: El té verde contiene antioxidantes llamados catequinas, que pueden ayudar a reducir la inflamación y proteger contra enfermedades crónicas.


Al incluir estos alimentos en tu dieta de manera regular, puedes ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo y promover una mejor salud en general.


Por otro lado, se recomienda evitar o limitar alimentos que pueden promover la inflamación, como:


          Azúcares refinados y alimentos procesados.

          Grasas de mala calidad: aceites de semillas, margarinas,  maní, frituras.

          Lácteos (leche de vaca yogures industrializados, algunos quesos).

          Carne roja (en exceso)  y carnes procesadas.

          Harinas refinadas y productos horneados.

          Bebidas azucaradas y alcohol en exceso.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page